Nueve Primeros Viernes - Promesas del Sagrado Corazón

PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN

A LOS QUE COMULGAN EN SU DESAGRAVIO LOS PRIMEROS VIERNES DE MES

DURANTE NUEVE MESES SEGUIDOS

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado (casado(a), soltero(a), viudo(a) o consagrado(a) a Dios).

2. Pondré paz en sus familias.

3. Los consolaré en todas las aflicciones.

4. Seré su refugio durante la vida y, sobre todo, a la hora de la muerte.

5. Bendeciré abundantemente sus empresas.

6. Los pecadores hallarán misericordia.

7. Los tibios se harán fervorosos.

8. Los fervorosos se elevarán rápidamente a gran perfección.

9. Bendeciré los lugares donde la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.

10. Les daré la gracia de mover los corazones más endurecidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrado de él.

12. La “Gran Promesa”: la gracia de la penitencia final: es decir, no morirán en desgracia y sin haber recibido los sacramentos.

Un viernes, durante la Santa Comunión, Él dijo estas palabras a su indigna sierva, si es que ella no se equivoca: “Te prometo, en el exceso de la misericordia de mi Corazón, que su Amor omnipotente otorgará a todos los que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final. No morirán en mi desgracia ni sin recibir los Sacramentos. Mi Corazón les dará refugio seguro en el último momento de la vida” (Carta a la Madre Saumaise 1689).

Fuente: Cf. Santa Margarita María de Alacoque, Autobiografía. (El orden expuesto es fruto de una síntesis de todas las Promesas reveladas a la Santa)

El Sagrado Corazón a Santa Margarita María de Alacoque (III)

REVELACIONES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

A SANTA MARÍA MARGARITA DE ALACOQUE

TERCERA REVELACIÓN

Fecha indeterminada de 1674

Una vez que el Santísimo Sacramento estaba expuesto, después de haberme sentido reconcentrada completamente por un recogimiento extraordinario, Jesucristo, mi dulce Maestro, se me presentó resplandeciente de gloria, con sus cinco llagas como cinco soles, y de esa sagrada humanidad salían llamas de todas partes, especialmente de su adorable pecho, que parecía una hoguera que, permaneciendo abierta, me dejó ver su muy amante y amable Corazón, que era la viva fuente de esas llamas. Me hizo reposar largo tiempo sobre su pecho, fue cuando me descubrió las inexplicables maravillas de su puro amor, y a qué exceso le había conducido en su amor a los hombres, de los que no recibía más que ingratitudes y desprecios.

“Esto -me dijo- me es mucho más sensible que cuanto he sufrido en mi Pasión; tanto, que si me devolvieran algún amor en retorno, estimaría en poco cuanto por ellos hice, y querría hacer aún más, si fuera posible. Pero sólo tienen frialdad y rechazo para corresponder a mis desvelos por hacerles el bien. Pero tú, al menos, dame el placer de suplir sus ingratitudes, en cuanto seas capaz de hacerlo”.

“Primeramente, me recibirás en el Santísimo Sacramento siempre que te lo permita la obediencia, por muchas mortificaciones y humillaciones que eso te produzca, las cuales debes recibir como regalos de mi amor. Comulgarás, además, todos los primeros viernes de cada mes, y todas las noches del jueves al viernes te haré participante de la tristeza mortal que tuve que sentir en el Huerto de los Olivos. Esta tristeza te reducirá, sin que tú puedas comprenderlo, a una especie de agonía más dura de soportar que la muerte. Y a fin de acompañarme en la humilde oración que presenté entonces a mi Padre en medio de tantas angustias, te levantarás entre once y doce de la noche para postrarte conmigo durante una hora, con el rostro en tierra, para calmar la cólera divina, pidiendo misericordia por los pecadores”.

“Mas oye, hija mía, no crea ligeramente a todo espíritu y no te fíes, porque Satán rabia por engañarte; por lo cual, no hagas nada sin la aprobación de los que te dirigen, a fin de que teniendo la autorización de la obediencia no te pueda engañar, pues no tiene poder alguno sobre los obedientes”.

Fuente: Santa Margarita María de Alacoque, Autobiografía

Mostrar más publicaciones ...

close
¿Olvidó su contraseña?
close
 ......

Suscríbase al Blog de ARCADEI

 ......
Stacks Image 25