Siervo de Dios Antonio Zweifel

Antonio Zweifel 01 01

Antonio Zweifel nació el 15 de febrero de 1938 en Verona, Italia. Su madre se llamaba Antonia di Benedetto, italiana. Su padre, Giusto Zweifel, era suizo y empresario textil. Antonio recibió el bautismo a los pocos días de su nacimiento, el 26 de febrero. Pasó parte de los años de la Segunda Guerra Mundial en Suiza, principalmente en el cantón de Glarus, en compañía de su madre y de su hermana Anna Rosa, más joven que él.

En 1944 comenzó la escuela en San Giovanni Lupatoto, cerca de Verona. Entre 1949 y 1957 hizo la escuela media y el bachillerato en Verona. A continuación se trasladó a Zúrich, Suiza, para estudiar la carrera de ingeniero industrial en el Politécnico. A través de colegas de estudio entró en contacto con la residencia de estudiantes Fluntern, abierta en 1961, de cuya orientación cristiana era responsable el Opus Dei. Se fue a vivir allí a comienzos de 1962, año en que pidió la admisión en el Opus Dei. En junio acabó los estudios y obtuvo su primer puesto de trabajo en la industria privada, también en Zúrich.

En 1964 Antonio entró como colaborador científico en el Instituto de Termodinámica. Dos años más tarde se le confió la dirección de la residencia de estudiantes Fluntern. En esta función organizó anualmente cursos de introducción al Politécnico y a la Universidad de Zúrich, destinados a alumnos del último año de bachillerato. Con ocasión de una sesión de trabajo en Roma, en 1969, conoció personalmente a san Josemaría Escrivá de Balaguer.

El año 1972 trajo un viraje profesional en su vida: Antonio se convirtió en secretario general de la Fundación Limmat, creada en Zúrich ese año. Bajo su dirección, esta institución promovió durante los diecisiete años siguientes cientos de iniciativas educativas y sociales en más de treinta países.
Antonio realizaba sus trabajos con la alegría del amor a Dios y a la Virgen, y conservó esta alegría y este amor hasta el final, sin desviarse en las pequeñas y grandes adversidades que se cruzaron en su camino. Tampoco la leucemia -contra la que tuvo que luchar durante tres años como causa perdida- lo distanció de Dios, sino que por el contrario lo condujo a una unidad mucho más profunda con el Crucificado. Esto lo conmovía, y lo agradecía. Era como si Jesús, en "Toni", se hubiera tomado la revancha del "joven rico" del Evangelio. Frente a la negativa de aquel personaje de la Sagrada Escritura, Antonio respondió con un sí incondicionado a la llamada del Señor.

En 1985 murieron sus padres: el padre en mayo y la madre en agosto. Al año siguiente, el 19 de febrero, Antonio enfermó de leucemia. Inmediatamente comenzó el tratamiento de quimioterapia -de varias semanas de duración- en el hospital universitario de Zúrich. El escribió: «El mal no consiste en que uno se ponga enfermo de cáncer, sino en que su relación con Dios no sea suficientemente profunda para convertir la enfermedad en algo positivo. El único mal es el pecado [...]. La fe cristiana -una relación con Dios viva- puede convertir incluso una enfermedad como el cáncer en una historia de amor».
Antonio Zweifel murió santamente en el hospital universitario de Zúrich el 24 de noviembre de 1989. Su cuerpo reposa en el cementerio de Fluntern.

Fuente: cf. opusdei.org

Suscríbase al Blog de ARCADEI

 ......
Stacks Image 25