Consejos de Don Bosco para un joven que vive en el mundo (I)

1. Procura vencer la ilusión que suelen padecer los muchachos de tu edad pensando que aún tenéis mucho tiempo por delante. Esto es muy incierto, querido amigo mío, y, en cambio, es cierto y seguro que haz de morir y que, si mueres mal, estás perdido para siempre. Preocúpate, por tanto, de prepararte para la muerte, procurando más que ninguna otra cosa estar en gracia de Dios.

2. Si haces algún bien, el demonio y tu pereza te dirán que es demasiado y quizá el mundo te tachará de beato y escrupuloso; pero tú piensa que en la muerte todo te parecerá poco y mal hecho, y entonces verás el engaño que sufriste. Esfuérzate por reconocerlo ahora.

3. Una de las cosas que deberían considerar y estudiar siempre los jóvenes es la elección de estado. Tú reflexiona en ello, pide siempre a Dios que te ilumine y no te equivocarás.

4. Hay dos cosas contra las que no se lucha y que nunca se superan suficientemente: nuestra carne y el respeto humano. Dichoso tú si te acostumbras a combatir contra ellas y a vencerlas en tu tierna edad.

5. Un poco de diversión no es malo; pero resulta difícil escogerla y después moderarse. Haz, pues, así: que tus distracciones y tus diversiones estén aprobadas por tu confesor y no llegues nunca hasta la saciedad. Y cuando te abstengas de ellas para vencerte, sabe que haz obtenido una gran victoria y una hermosa ganancia.

Fuente: cf. Don Lemoyne,Memorias biográficas de San Juan Bosco

Suscríbase al Blog de ARCADEI

Stacks Image 25